IA en los equipos de trabajo, una unión poderosa

IA en los equipos de trabajo, una unión poderosa

Hasta no hace mucho tiempo se temía que los robots y demás desarrollos de IA se quedaran con nuestros empleos. Sin embargo, a medida que transcurre el tiempo, dejaron de ser competencia para ser aliados. De acuerdo con las  últimas investigaciones  sumar IA a los equipos, los convierte en súper equipos.

Este enfoque de trabajo colaborativo entre máquinas y personas (super equipos), se basa en el trabajo de Thomas Malone, fundador del Centro de Inteligencia Colectiva del MIT, y lo desarrolla en su libro, “Súper-Mentes”: donde explora cómo personas y computadoras trabajan juntos para lograr nuevos estadios de inteligencia.

Un concepto que toma, el estudio de Deloitte, sobre Capital Humano 2020 del cual participaron más de 3000 empresas de todo el mundo. En el mismo, el 59% de las compañías expresan que el rediseño de puestos de trabajo para integrar la tecnología de IA es importante o muy importante para su éxito en los próximos 12 a 18 meses, no obstante, sólo el 7% dice estar listo para hacerlo. La mayoría de los encuestados indicó que consideraba utilizar la IA para asistir a los colaboradores en lugar de reemplazar sus puestos, lo cual iría en sintonía con el concepto de súper – equipos.

Podemos ver ejemplos en distintas áreas, que ya funcionan. En RR. HH  la utilización de Textio, una herramienta de escritura que puede escribir junto a los humanos y darles sugerencias, ayudó a empresas como Procter & Gamble, a mejorar la descripción de perfiles requeridos, lo cual reportó una mejora del 30% el número de postulantes calificados.

Otro ejemplo, la empresa HubSpot, utiliza un chatbot para calificar a sus potenciales clientes antes de contactarlos con un vendedor humano, y esta precalificación hace que el 40% de los seleccionados, esté más predispuesto a hablar con un vendedor. Nuestra industria, la de contact centers y experiencia de cliente, también tiene múltiples ejemplos sobre la integración de humanos y plataformas, y las personas no han sido reemplazadas por máquinas.

Ya hemos dado el primer paso, la adopción de IA en distintas herramientas tecnológicas, ahora restaría, el segundo paso, trabajar en la integración para formar  súper – equipos.