Programas de lealtad de clientes, el salvataje menos pensado de las aerolíneas

Programas de lealtad de clientes, el salvataje menos pensado de las aerolíneas

¿Qué viajero no está suscripto al plan de millas de una aerolínea? Prácticamente todos, aunque no piensen en volver a viajar en lo inmediato.  La promesa de un vuelo “gratis”, y otros beneficios que se han ido incorporando es muy poderosa.

Aunque estos planes de lealtad no  son tan generosos como se presentan (y ya los clientes lo saben), son un anzuelo para captar viajeros que se adhieran.

Y lo impensado es que, en gran parte, gracias a estos programas las aerolíneas han conseguido sobrevivir en tiempos de pandemia. Sabemos que la aviación comercial, es uno de los sectores más golpeados por el contexto.  Lo que nunca hubiéramos imaginado que los programas de lealtad fueran el salvataje para sobrevivir en un caso de emergencia. Encabezados por United , que logró recaudar $6.800 millones en julio 2020 y seguida por otras como Delta.

Muchas aerolíneas obtuvieron préstamos para financiarse gracias a estos programas, ya que  constituyen un aval para demostrar la existencia de sus clientes. Por otra parte, previamente, la mayoría de las compañías habían realizado acuerdos con tarjetas de crédito, empresas de retail, y en tiempos de pandemia continuaron percibiendo ingresos por los consumos de sus clientes.

Estos hechos refrendan que los clientes son “el activo” de las empresas. Algo que era una frase, pero que hoy es un hecho comprobado. También ponen de manifiesto el valor de las alianzas, que además de enriquecer a los programas de lealtad son de gran valor, especialmente en tiempos difíciles.  

Aunque este “plan de salvataje” deje varios interrogantes sin responder,  si deja en claro que el mejor plan de salvataje es la lealtad de los clientes.