Job Crafting: diseñar la jornada laboral y encontrarle un nuevo sentido al trabajo

Job Crafting: diseñar la jornada laboral y encontrarle un nuevo sentido al trabajo

¿Es posible sentirse verdaderamente feliz en el trabajo? ¿Alguna vez experimentaron esa sensación de plenitud y energía al alcanzar los objetivos laborales?  El Job Crafting se basa en explorar nuestras pasiones, exprimir nuestras fortalezas y focalizar nuestros objetivos. Se trata de parar y dejar de hacer para pensar en qué quiero hacer, cómo hacerlo, y en transformarlo en saber hacer.

Ahora bien, siempre es alentador analizar estas nuevas tendencias. Sin embargo, ¿es posible llevarlas a la práctica?  Augusto Otero, Florencia Malerba y Damian Horn de Tienda Nube, nos cuentan en primera persona cómo es diseñar su propia jornada laboral para lograr una experiencia más enriquecedora, productiva y gratificante.

En Tienda Nube nos dimos cuenta de que a la hora de planificar nos resulta clave enfocarnos en problemas y no en soluciones. Por ese motivo, a la hora de organizar la jornada laboral primero listamos problemas, luego los ponderamos para entender cuáles deberíamos resolver primero y desde ahí nos ponemos a pensar en soluciones para esos problemas. Esas tareas las defino personalmente junto con mi manager, no es una instrucción que recibo. Al final del proyecto medimos el impacto de esto y nos preguntamos si realmente resolvimos ese problema”, relata Horn. 

Nuestra planificación se va construyendo de acuerdo a lo que necesita la organización, pero con la metodología y dinámica que mejor le resulte a cada uno”, añade Otero.

La agenda, los compromisos, los tiempos son aspectos claves para nuestra armonía laboral. Vivimos a un ritmo acelerado en ámbitos de alta exigencia. ¿Cómo hacer una gestión del tiempo provechosa y a la vez placentera y no perder de vista los resultados?

Para hacer una gestión provechosa del tiempo es fundamental enfocarse mucho en lo que se está trabajando y no dispersarse con otras tareas de menor relevancia o impacto. A veces resulta difícil estimar tiempos y también surgen imprevistos a solucionar que compiten con la gestión del tiempo a destinar. Es un gran desafío. La dinámica en equipo es súper importante para optimizar y obtener mejores resultados”, comenta Otero.

Lo que me funciona mejor es cuidar mucho mi tiempo y anotar todo en mi calendario. Uso Google Calendar para marcar no solo mis reuniones sino también mis tareas y cuánto tiempo quiero invertir en cada una. El lunes por la mañana me tomo 30 minutos para distribuir esas tareas en mi Calendar y marcar con un color diferente cada línea de trabajo. Esto me ayuda muchísimo a invertir mejor mi tiempo”, comparte Horn.

Como todos sabemos, hay tareas más entretenidas y otras más aburridas. Tareas que nos cuestan más, ciclos que se repiten, acciones que nos activan y otras que nos desactivan. Organizarnos y llevar a cabo el trabajo con una actitud positiva y acorde a nuestras pasiones y fortalezas aporta a nuestro bienestar. A esto apunta el Job Crafting, a ser felices y encontrarle un nuevo sentido a nuestro trabajo.