Transparencia y compromiso social, el norte para la sustentabilidad de las empresas

Transparencia y compromiso social, el norte para la sustentabilidad de las empresas

La transparencia es un valor que no se menciona, se demuestra, indica Guillem Recolons el consultor, formador y conferencista sobre Personal Branding. Es además, un derecho que se reclama en todos los aspectos tanto en el personal, como en lo político y, por supuesto, en las empresas y organizaciones en general.

Sin embargo, en la actualidad se está atravesado una crisis global de transparencia, que ha afectado a organizaciones tanto públicas como privadas.

Si bien es de apariencia invisible, se materializa mediante un vínculo genuino con clientes y empleados: hacer lo que se dice y lo que se no puede también decirlo. Por otra parte, todo nos conduce en esa dirección, podemos afirmar que estamos asistiendo al fin de la era de los secretos, las redes sociales son un claro exponente de esto. Y como una consecuencia natural de estos cambios sociales, a las organizaciones se les  exige lo mismo: transparencia y compromiso social.

Según los resultados del estudio de Deloitte sobre Tendencias en Capital Humano, estamos de cara a lo que han denominado “la empresa social”.  (figura inferior)

 

Figura: Fuente Estudio Deloitte

Una empresa social asume las responsabilidades de ser buen ciudadano dentro y fuera de la empresa. Las organizaciones son cada vez más evaluadas por sus relaciones con clientes, empleados y la comunidad, por eso hablamos de empresa social.

Por supuesto, que todo esto tiene su consabido impacto en la experiencia del cliente y más aún en la elección de estos de la empresa en la que van a comprar. En conclusión: el compromiso con el medio ambiente, la sociedad y los empleados ya no es una elección de las compañías, sino una condición sine qua non para ser sustentables en el tiempo.